Blogia
LAKASTAGNER

COMO PEQUEÑAS ANTORCHAS

Un empeño de la Biblioteca Provincial de la ciudad cubana de Las Tunas, capital de la provincia del mismo nombre, acaba de realizare: publicar por primera vez los premios del concurso nacional Leer a Marti.
Constituye un volumen que recoge los textos originales de un grupo de niños, casi todos de zonas rurales, que hablan con plena sinceridad sobre José Martí.
La prestación del texto se ofrece con las siguientes palabras tituladas ‘Como pequeñas antorchas’:
Leer a Martí es un noble proyecto mediante el cual niños desde la primera enseñanza en sus seis grados y jóvenes de hasta el preuniversitario, pueden ascender a la expresión escrita y oral de su propio pensamiento al decir, en sencillas páginas, cómo piensan, cómo ven a Martí. Pueden ellos decir en sus palabras modestas y limpias el modelo de Martí que – a parte del que aprenden en las aulas y en el hogar – sienten por dentro, en su sangre y el corazón.
Cada año en los ocho municipios de la provincia de Las
Tunas, como en todo el país, se realiza un fuerte movimiento entre las escuelas y las bibliotecas, que vincula de modo directo también a la familia, comenzando por los padres, y es creciente de un periodo al otro. En las aulas se premian y distinguen los mejores resultados, para pasar al concurso de la Escuela, donde se eligen los que luego compiten en el municipio, donde eligen los diez mejores trabajos para el certamen provincial, desde donde parten un promedio de sesenta para representar el territorio en el evento nacional: Todos los años hay un ganador tunero.
Leer a Martí tiene el extraordinario valor de mantener viva la tradición de dar a conocer al héroe cubano desde la escuela misma y desde la familia. Fue precisamente la familia el baluarte principal en que sobre el recuerdo hermoso dejado en su legado de hijo natural, en un recorrido oral desde los soldados mambises convertidos en abuelos, llegaran a las nuevas generaciones la acción y el pensamiento martianos. Asimismo la escuela pública cubana, ofreciendo un escudo defensor de la cultura, la historia y el patriotismo, brindó siempre un espacio en aquellos denominados ‘actos cívicos’ que casi siempre se realizaban el viernes, en que aparecía el pensamiento martiano en voces infantiles.
El concurso Leer a Martí, recoge esta tradición y la convierte en una masiva reunión de los niños que en Cuba tienen toda la posibilidad de demostrar sus proyecciones literarias, como accediendo a aquello que el propio Martí pedía, hacer algo nuevo en nombre suyo cada día.
Porque coincido con el Che, que dijo que “Las palabras de Martí hoy no son de museo”, porque “ están incorporadas a nuestra lucha y son nuestro emblema, son nuestra bandera de combate”(1); y porque pienso con Martí que “es necesario hacer de cada hombre una antorcha” (2), los invito a leer este tomo en que aparecen los ganadores del Concurso Leer a Martí en Las tunas.
Ellos emergen como resultado de la familia y de la escuela que he mencionado y se me antojan semillas literarias del porvenir intelectual tunero, algo que nos llega ya como pequeñas antorchas.


Lic. Joel Lachataignerais Popa
Presidente de la Sociedad Cultrual José Martí en Las Tunas.
E – mail jlpopa@enet.cu

(1) Comandante Ernesto Guevara, (Che), Discurso pronunciado 28 de enero de 1960, en homenaje a Martí. En Siete enfoques Marxistas sobre José Martí, (pág. 76) Editora Política, Dpto. de Orientación Revolucionaria del PCC, La Habana 1978.
(2) José Martí, Maestros Ambulantes. En Ideario Pedagógico, Imprenta Nacional de cuba, La Habana 1961, (pág. 100).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres