Blogia
LAKASTAGNER

QUESADA KINDELAN: PERIODISTA A TODA COSTA.

QUESADA KINDELAN: PERIODISTA A TODA COSTA.

(Valoracion en homenaje a un periodista cubano que hace historia desde su provincia todos los dias. El profesional como lo vemos, su impronta y las experiencias que se deben recoger )


Por : Joel Lachataignerais Popa
jlpopa@enet.cu joecklouis@gmail.com
/ Foto Miguel Diaz Nápoles



Cumplir algo más de sesenta años y casi la mitad dentro de una profesión, en argot de buen cubano equivaldrá a decir que es un buen average. Algo así se puede decir de Luis Manuel Quesada Kindelán.
Este periodista cubano, nacido en la provincia de Las Tunas, a poco más de 500 kilómetros de La Habana. Surgido de filas humildes de la población tunera, Luis Manuel atesoró el periodismo en su juventud, colaborando con publicaciones locales desde su misión original de oficinista de una dependencia del Ministerio de Justicia, hasta acariciar directamente esta profesión en el periódico ‘El trabajador’, donde trabajó y desempeñó un rol de importancia.
Allí escribió crónicas, comentarios y editoriales. Un maestro cubano del periodismo, radicado en Las Tunas, Rossano Zamora Paadin, de quien aún la Historia debe un extenso quehacer, fue su mas cercano instructor, devuelto por Kindelán en fidelidad y estricto cumplimiento del deber profesional.
Alto, extremadamente delgado, silencioso y de lento andar, Luis Manuel Quesada Kindelán, se ha forjado en sí una trayectoria que le marca el tiempo de cada día. El trabajo para él es lo primario; el respeto, la responsabilidad, el cumplimiento exacto y estricto del deber.Hay que ser organizado y serio. Un horario fijado, ya sea en la redacción o en la convocatoria de un ministro, un gerente o de un simple trabajador, tienen para él la prioridad.
En periodismo hay que ser muy responsable, muy serio, no caben inventos y en eso los de mayor experiencia tienen que ser muy exigentes consigo mismo, para que los que vienen detrás tengan buen camino a transitar: estas son ideas de las cuales hemos podido conversar con Quesada.
Un vestir con toda la modestia y humildad y una gorra de pelotero, un lápiz, su grabadora y un papel o libreta de notas, indican que siempre está preparado para hacer su obra diaria.

Desde la década de 1960 Luis Manuel Quesada Kindelán labora como periodista de la radio en Las Tunas. Ha estado centrado siempre en el seguimiento del desempeño de la actividad económica de mayor tradición del país: la zafra azucarera. Podría decirse que con el concurso de su esfuerzo, resultará posible escribir la historia de ese sector laboral en Las Tunas.
Por su destreza han pasado todas las hazañas agroazucareras. Desde cada inicio de zafra, hasta las etapas de reparaciones; desde la muerte del tiempo muerto, hasta el mayor desempeño del central tunero ‘Antonio Guiteras’, desde las nacionalizaciones de los centrales, hasta los desaciertos de la zafra de los dei millones, o las decisiones más tristes realizadas en el sector por la revolución al inicio del presente siglo, cuando fue necesario cerrar un grupo importante de industrias, entre ellas el ‘Argelia Libre del Municipio de Manatí.
Fue aquel instante en que el Gobierno revolucionario analizando la situación internacional de precios, desarrollo, y crisis económicas, determinó rebajar el numero de centrales azucareros en todo el país y también el número de caballerías a sembrar de caña. Sería, fue, es doloroso aquella medida, pero necesaria. Luis Manuel lo sabe. Así lo comentó en su momento.
Quesada, como respetuosamente le llamamos, Ha trabajado todos estos años como reportero de la zafra principalmente y es, de hecho un especialista en la materia. Cada etapa de la producción de azúcar, cada central, practicamente cada palmo de tierra tunera dedicada a la caña, es de su conocimniento y son muchos los nombres que han pasado por su pluma.
Pero Kindelán es también un artífice del cronicar. Se le ha visto comentando deportes, entrevistando un artista de reconocido curriculum; reportando actividades juveniles e infantiles.
En su haber tiene además, el seguimiento de la actividad del Partido Comunista de Cuba, en todo sus congresos, y procesos electorales del Poder Popular.
En su grupo de trabajo en la emisora provincial CMLL, Radio Victoria de Las Tunas, Luis Manuel Quesada Kindelán es una especie de guía al que acuden jovenes y avezados; unos buscando experiencia y otros consultado conocimientos.
Y aunque utilice el micrófono para su actividaad, con voz opacadaa por la honestidad, muy pocas veces se le escuchará relatar memorias propias, de aquellas vividas en la niñez humilde o de las otras que le llevaron como miembro de la Asociación de Jóvenes Rebeldes, a las montañas de la Sierra Maestra, donde su trayectoria emergió cimiento del hombre que es hoy.
Tampoco su palabra busca asiento común donde su capacidad no es posible, en toda su humanidad cabe la ética como lámina para defenderse y defender a los demás.
Es quizás uno de los más antiguos periodistas de la radio en Las Tunas, motivo por el cual se le conoce como ‘el decano’. Una reliquia. Su condición de hombre y profesional respaldado por su incondicional modestia que no reconoce ni proclama lo que es, y esto lo signa incapaz de creerse lo que no le corresponde.
Su silencio le permite hablar mejor entre las teclas de la máquina de escribir, las computadoras, los razonamientos reflexivos de un comentario, o en las crónicas.
Así la población disfruta de sus textos en Hablemos de, el programa informativo de cada mañana en Radio Victoria,(1590 kc o 94,5 mhz y por la Internet en audio real) también en el Noticiero Impacto, a las 5 y 30 de cada día.
interesantes son las crónicas costumbristas que publica en el espacio ‘Domingo con mi gente’, que permiten rememorar el pasado de Las Tunas, o en Las Estampas que regala cargadas de profundo simbolismo de identidad territorial.
Ahora el movimiento sindical de la provincia lo ha designado Vanguardia Nacional del sector de la Cultura. Y eso es un orgullo para los periodistas de la provincia de Las Tunas, para los trabajadores de la Radio y en particular del sector de la cultura.
Estoy pensando desde la primera letra de este texto en su esposa, Micaela Quintela y en sus dos hijos y nietos. La familia creada a su forma: en la más sencilla y armónica humildad.
Le conozco desde antes de venir a vivir a territorio tunero, hace 30 años. Por eso cuando la Unión de Periodistas de cuba decidió en 2006 designarlo para el Premio Periodístico Por toda la vida, en el territorio, sentí la más grata impresión.
Como tal, valen los hombres, que sin mirar ni esperar; sin preguntar y aspirar, son capaces de subir montañas aún a costa del sacrificio propio. Luis Manuel Quesada Kindelán, es como un túmulo al silencio respetuoso de los que saben que haciendo se llega más lejos.







¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Dianela -

Profe:
al fin puedo leer su blog.
Felicidades por rescatar nuestra memoria!!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres