Blogia
LAKASTAGNER

Martianos cubanos inauguran la biblioteca “José Marti” en Chiapas, México

Martianos cubanos inauguran la biblioteca “José Marti” en Chiapas, México

 Alberto Velázquez, -al centro- aplaude feliz, la inaugura labiblioteca “José Marti” de Chiapas

 

Joel Lachataignerais Popa  jlpopa@enet.cu  joecklouis@gmail.com

 

El Secretario ejecutivo de la Sociedad Cultural José Martí en Las Tunas, Doctor Alberto Velázquez López, acaba de regresar de México. Allí, a parte de los intercambios naturales que pudo sostener con la población, cumplió un proyecto de capacitación científica en varias universidades y comunidades originarias.

Toluca, Zacatecas, Chiapas y México DF, entre otras zonas visitadas, dejaron en él impresionantes caras d experiencia profesional, humana y de satisfacción individual, que ahora se extenderán hacia las actividades de al Sociedad Cultural José Martí y la Universidad de Cultura Física de Las Tunas, donde trabaja.

Durante todo el trayecto sostuvimos un intercambio sistemático. Ofrezco el resumen de uno de los e mails que recibí, este valorando su presencia en Chiapas:

“Lacha, el viaje a Chiapas ha sido algo que nunca podré olvidar, personas muy cariñosas y educadas, solo que a veces se hablan en sus lenguas. La carretera es entre bosques de árboles muy altos, igual que las lomas y las carreteras son buenas pero con muchas curvas, ya verás los videos y fotos, ya me he acostumbrado”.

Impresionado por las realidades, Alberto me contó lo siguiente:

“Cuando nos faltaba como una hora de viajes en un lugar unos niños y niñas como de 7 años estaban con un bejuco a lo ancho de la carretera, nos obligaron a parar y lo que nos cayó fue una pandilla pidiendo dinero, agarrados al auto, me dieron miedo y lástima, les di una moneda de 10 pesos pero todos querían que les diera dinero, al fin logramos seguir, me explicaron que son los padres los que los mandan y se quedan en lo alto de la loma escondidos por si le hacen algo a los niños. De hecho no bajé jamás el cristal.”

“Al llegar al pueblo, aprecié que es lindo ver a las mujeres con sus trajes típicos, todas con faldas y blusas blancas bordadas con flores, son personas de estatura pequeña, piel trigueña y pelo muy lindo, hasta los ancianos tienen su pelo  bien negro.”

Inmediatamente me cuenta su experiencia profesional”

“En la universidad impartí tres conferencias y el martes inauguré una biblioteca que nombramos José Martí”

“Es una universidad muy humilde, todo ha sido construido por los profesores, alumnos y los vecinos. En la inauguración cuatro hombres que son nombrados principales porque son hombres intachables en su conducta, hicieron culto para bendecir la biblioteca, todo en su lengua, tzeltal, a la que han incorporado algunas palabras del español, que  fue lo único que entendí, lo demás me lo explicaron los principales que me abrazaron con mucho cariño y agradecieron la visita.”

Después de aquello, que fue una ceremonia muy modesta, según me ha contado Alberto, vinieron otros intercambios:

“…me regalaron un sombrero parecido al yarey, pero más bonito; también una chancletas típicas que son muy cómodas; ya me las pondré. Después recorrimos otros  lugares entre comunidades y sitios arqueológicos.”

Cuando se visitan sitios desconocidos, llaman la atención, desde los comportamientos, las costumbres y el paisaje, hasta las recetas de comida:

“He comido muchas cosas ricas, tamales de diferentes tipos, pollos cocinados en salsa de ají, chocolate frío con harina de maíz y otros tantos.”

El doctor Alberto Velázquez López, Secretario ejecutivo de la Sociedad Cultural José Martí en Las Tunas, sentía ansiedad de comunicarse con los suyos en Las Tunas, pero:

“…no tenía Internet. En el primer pueblo - Bachajón - aproveché para pelarme y fui a un cibercafé -tan lento como los de allá-  y descubrí que el teclado de mi PC tenía problemas, ya tu sabes, todo fue para que me demorara y cobrar más; y ese, fue el último mensaje que envié.”

No obstante, el buen Alberto, martiano recorriendo tierras que le dieron a nuestro Héroe Nacional abundante información para enseñarnos donde está la América Nuestra, concluye su mensaje con esta sentencia solidaria:

“Créanme que la pasé muy bien, aprendiendo mucho de estas personas y cumpliendo sueños de cuando estudiaba Historia.”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres