Blogia
LAKASTAGNER

EL TRIUNFO DEFINITIVO DEBE RODEAR A ESTE PUEBLO DE MAJESTAD Y GRANDEZA

EL TRIUNFO DEFINITIVO DEBE RODEAR  A ESTE PUEBLO DE MAJESTAD Y GRANDEZA

Por: Joel Lachataignerais Popa

jlpopa@enet.cu  joecklouis@gmail.com

 

El próximo 17 de junio se cumplirán ciento cinco años del fallecimiento del Mayor General del Ejército Libertador, (Mambí), Máximo Gómez Báez, a quien distinguimos como “El Generalísimo”, por sus características integrales, sobre todo militares, que lo colocaron por encima de todos.

Sólo vivió 68 años: Los grandes hombres, que grandes cosas han legado a la humanidad, viven más en las almas de los pueblos que en la existencia misma;  caló hondo en la naturaleza cubana, su pueblo y su destino, por eso también vislumbró a José Martí.

Máximo Gómez había nacido el 18 de noviembre de 1836 en Baní, aquél territorio visitado por Martí y Fidel, donde hay una escuela donada por Cuba, construida con el dinero de un importante premio recibido por el líder cubano

Llegó a Cuba y se estableció en “El Dátil”, un barrio próximo a la ciudad oriental de Bayamo, Monumento Nacional; allí se incorporó a las filas de Carlos Manuel de Céspedes en 1868 y fue el autor de la primera carga al machete, cuando recién alzado, organizó sus soldados y machete en mano arremetió contra la tropa española, ocasionando la primera derrota a filo del instrumento de trabajo.

Gómez permaneció junto a Cuba hasta la primera década del siglo XX. Aunque nunca se declaró cubano, lo sentimos como tal. Nunca claudicó. Tuvo muy claras sus ideas. Fue artífice del arte militar, digno sucesor de Ignacio Agramonte, a quien sustituye cuando el camagüeyano cae en Jimaguayú y maestro de Antonio Maceo.

Aunque no comprendió a Martí en los primeros momentos Máximo Gómez fue sin dudas uno de los más convencidos de lo que para Cuba significaban las ideas y principios propuestos por el Apóstol.

Cuando leemos sus testimonios, aprendemos de un internacionalista convencido de luchar por la independencia y mantenerse celosos frente al imperio yanqui, por eso este 17 de junio, en el aniversario ciento cinco del fallecimiento del Generalísimo Máximo Gómez, recordaremos, entre sus consejos para Cuba, aquel que reza: “El triunfo definitivo debe rodear a este pueblo de majestad y grandeza”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres