Blogia
LAKASTAGNER

Elio Arias: Un maestro cubano y martiano

Elio Arias: Un maestro cubano y martiano

Su voz evocaba la cultura martiana desde el saber literario y el lenguaje

 

Por Joel Lachataignerais Popa   jlpopa@enet.cu  joecklouis@gmail.com

 

Elio Arias, fue uno de los más conocidos profesores de Español y Literatura de la provincia de Las Tunas. Cientos de personas en el territorio pueden dar fe de ello.

De origen humilde, sencillo y  modesto como todo ciudadano  rural, Elio alcanzó la estatura que su inteligencia natural forjada en las aulas, le permitiera para hacerse del título de Educador y forjador de maestros y profesionales universitarios.

En el municipio de Majibacoa, en la provincia de Las Tunas, hay un lugar donde nacieron figuras notables de la cultural popular rural cubana, que en ese lugar enaltecen la razón de ser cubanos; en Limones, nacieron poetas, escritores, narradores y profesores como él.

La Universidad tunera, Vladimir Ilich Lenin, le acogió en los últimos años en su calidad de profesor de Español y Literatura y desde allí o desde su hogar, apoyaba a cuanto ciudadano requería de sus vastos conocimientos.

Cuando a mediados de los años 80 y 90 del Siglo XX, fue necesario realizar estudios especializados de gramática española, de lingüística y de redacción, los periodistas tuneros y los trabajadores de la radiodifusión, recibieron sendos cursos de post grado, que los calificó mucho más en las armas requeridas para su actuar diario.

Son muchas las personas que acudieron a su ayuda para una revisión de tesis de maestría o para concluir sus estudios universitarios y los padres que sintieron de cerca sus consejos para que los hijos pudieran ingresar en la universidad.

Miembro activo de la Sociedad Cultural José Martí y de la Cátedra Martiana de la Universidad Vladimir Ilich Lenin, Elio Arias, figuró entre los profesionales que brindaron sus conocimientos cuando fue preciso.

En la última versión del Coloquio provincial “José Martí Sol del Mundo Moral”, de Las Tunas, su voz se escuchó para evocar al Maestro. Sus experiencias como ciudadano y como profesor emergieron para expresar su convicción martiana de que sólo mediante la cultura el individuo puede hacerse de una conducta loable.

“Llegué a maestro con el pensamiento puesto en las enseñanzas del Apóstol, y soy martiano porque aprendí a comprenderlo y he transitado en la práctica diaria de su condición ética y de su concepto de justicia”.

“A Martí se aprende leyéndolo, pero también se aprende ejerciendo en la práctica lo que él nos enseña con su pensamiento creador; así, a los jóvenes y niños hay que trasladarle el fundamento de donde se encuentra el ideal que ellos pueden aprender!

“Para ser martiano hay que estar dispuestos a aprender de Martí y hacer de sus experiencias la práctica de cada día”

Así se expresó Elio Arias en el Coloquio Provincial “José Martí Sol del Mundo Moral”, de la Sociedad Cultural José Martí, el 15 de junio de 2013. Siempre recordaremos este segmento de su conferencia, no como epitafio “in memoriam” del 4 de mayo de 2013, que marca el minuto último, sino como consejo permanente y confirmación martiana.

     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres