Blogia
LAKASTAGNER

UN PUEBLO ENERGICO Y VIRIL DESPIDE A SU HEROE AMADO

UN PUEBLO ENERGICO Y VIRIL DESPIDE A SU HEROE AMADO

Fidel en Oriente en Julio de 1970

Por: Joel Lachataignerais Popa

jlpopa@enet.cu  jjlpopa@gmail.com 

 NO PODEMOS DECIR QUE EL DOLOR SE COMPARTE, eso lo dijo Fidel hace 40 años, cuando despedía el duelo de los deportistas asesinados por Luis Posada Carriles y su camarilla de criminales. Y agregó con firmeza: EL DOLOR SE MULTIPLICA, y hoy lo vemos en la práctica, nuestro dolor está multiplicándose minuto a minuto, y ese dolor nuestro emergido en silencio y paz en las calles de las ciudades, en los caminos de los campos y montañas, en el suave viajar de los ríos  y el riso de los mares, nos impregna firmeza para seguir adelante.

Y aunque las circunstancias no son las mismas, el resto del discurso me sirve para expresar lo que pienso ahora mismo.

 Los que durante más de seiscientas ocasiones intentaron asesinarlo, sentirán ahora la desventaja que la naturaleza ganó para sí. Fidel murió porque todos los seres humanos desparecen un día. Pero su muerte como vaticinó Martí, es la que se puede sufrir ventajosa y gloriosamente morir en brazos de la patria agradecida. Porque –como dijo el Indio Naborí - No pudieron los monstruos de venenos matarte… Fidel, hoy sí  podríamos decir con la misma entereza de aquella tarde, aquella frase tuya, “CUANDO UN PUEBLO ENÉRGICO Y VIRIL LLORA, LA INJUSTICIA TIEMBLA”, porque aunque ellos hoy estén brindando en el dolor nuestro por saberte muerto, en realidad los tristes buitres temblarán en su inhumana desdicha. Temblarán y morirán de espanto. Los pueblos, los pobres por los que Fidel dio su vida entera de 90 años de sacrificios universales, como él dijo de Cuba, en su último discurso, ¡VENCERÁN!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres