Blogia
LAKASTAGNER

NO PUEDEN INVOCAR LA PAZ QUIENES CON SU ACTITUD DESTROZAN SUS PRINCIPIOS

NO PUEDEN INVOCAR LA PAZ QUIENES CON SU ACTITUD DESTROZAN SUS PRINCIPIOS

 Por: joel Lachataignerais Popa jlpopa@enet.cu   joecklouis@gmail.com  

Hemos aprendido en los últimos dos meses y medio cuánta información anda por ahí escondida, apretujada en archivos secretos y ultrasecretos del imperialismo y toda su maquinaria de muerte. A su vez aprendemos cuán necesario es estar informados en estos tiempos: Esta es una de las enseñanzas que se pueden extraer de las reflexiones del compañero Fidel.

Hace unos años, el propio Fidel advertía que pasado el tiempo habría que poseer cultura general y estar bien informados para poder vivir adecuadamente y que los políticos si quisieran serlo debería dominar la economía, la política y tener sólidos y profundos conocimientos culturales. Es una verdad que nos atrapa en esta campaña por evitar la guerra nuclear.

Las bombas lanzadas sobre Hiroshima y Nagazaki fueron tan poderosas que aún esos pueblos sufren sus efectos. El análisis que podemos hacer es que aquellas sólo fueron dos aisladas bombas. ¿Cuál será el resultado de decenas o cientos de ellas lanzadas a una vez en cualquier territorio? Si aquellas en pocas horas provocaron tanto daño, muerte y destrucción y sus partículas han quedado minando el ambiente, ahora las nuevas tecnologías se expandirían sobre gran parte del la Tierra, y se multiplicarán sus resultados.

Fidel – uno de los políticos más y mejor informados del mundo - nos dio a conocer al ruso Daniel Estulin, y con él nos informó de la existencia del Club  Bildenberg, esa secreta organización de millonarios e influyentes políticos que cada año se reúnen para decidir cómo debe marchar el mundo; también nos informó a tiempo sobre los procesos que conducen a la guerra; ahora nos da a conocer que una guerra nuclear provocaría el invierno nuclear: un efecto  que pone en peligro la vida de todas las especies de la naturaleza, incluyendo la animal y humana. Es a eso a lo que los científicos llaman Invierno Nuclear: un efecto que ocasionaría el humo de las bombas al ocupar espacio en el cielo, eliminar la entrada del sol y promover intensa y mortales frialdades. ¿Será o no necesario evitar la guerra?

José Martí tenía sólo 20 años cuando apenas llegado a España deportado, en un memorable texto titulado ’La República Española ante la Revolución Cubana’, reflexiona sobre la guerra y la paz, y lo hace con estas palabras escritas como para este instante:] "... sobre cimientos de cadáveres recientes y de ruinas humeantes no se levantan edificios de cordialidad y de paz. No la invoquen los que la hollaron. No quieran paz sangrienta los que saben lo que ha de ser"(O.C. t.1 p.91) 

(Publicado en Impacto, Radio Victoria, Las Tunas, 2 de agsto 2010)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres