Blogia
LAKASTAGNER

EL TOTI DE LA MUERTE

Por: Joel Lachataignerais Popa jlpopa@enet.cu joecklouis@gmail.com

 

Leí en Facebook un breve texto en el cual se hace referencia a esfuerzos que hacen los miembros de la Mafia Cubanoamericana con el interés de lograr que la administración del Presidente Barack Obama, impida que se apruebe la aceptación de autorizaciones para que fluyan los viajes entre Estados Unidos y Cuba.

Aprecie otros comentarios similares, y algunos con voz muy baja, apoyando esos criterios, mientras otros amigos – cubanos entre ellos- rechazando las propuestas de los congresistas, que todo el mundo conoce por sus nombres y trayectorias.

Después hemos visto como el propio Barack, ha decidido aplazar un año más las medidas anticubanas… Es un Presidente más encadenado por los miembros de esa mafia cubanoamericana, dueña de los jardines, pasillos y corrillos oficiales, quienes como vendedores ambulante, vigilan a los congresistas, senadores y representantes, para cual buitres modernos, ir a difamar de Cuba y ofrecerles sumas envidiables a favor de hacerlo todo por el descréditos de la isla del Caribe.

Eso sucede desde hace algo más de cincuenta años. Andan entre telones de la Casa Blanca, en la ONU, en las reuniones de derechos humanos, de todo tipo de encuentro internacional pidiendo estas cosas... buenos cubanos que son. Se han robado casi todos los espacios para ir en contra de su país natal, a cambio de bolsillos llenos de dinero y el corazón escaso de sentimientos humanos, la sinrazón – a la orden yanqui - los distingue.

Han sucedido numerosas acciones en que colocándose en lo que realmente son, mercenarios, han logrado detener alguna que otra actividad de nuestro país, desvirtuar un proyecto, hasta que las cosas se aclaran y la razón se abre frente a la calumnia.

Se adueñaron durante años de los pasillos de la Comisión de Derechos Humanos, de los sitios de privilegio de las Naciones Unidas, en algo que – al parecer – inventaron ellos mimos, que es acudir a todos los foros como vendedores ambulantes ofreciendo dinero a cambio de una opinión contra Cuba. Inclusive con chantajes y pantomimas teatrales, como aquellas de introducir ciertos personajes con manos sucias y ensangrentadas en rol de diplomáticos, de artistas, poetas, intelectuales.

A estros no les interesa un llamamiento a la paz, a la lucha contra la guerra. Esas noticias no son de su incumbencia sino las otras que esconden detrás de sí, las realidades. Quizás entregarle a Obama el premio Nobel de la Paz, fue un augurio de que el Presidente Negro tendría que lidiar consigo mismo para ganarse de verdad el premio y ahora se coloca en la disyuntiva de hacerlo.

Pero mirando las realidades, y pensando en aquellos congresistas que son ‘colados’ allí en el sistema, porque son de origen cubano y se eligen y reeligen y reeligen, sólo para permanecer años y años, proponiéndole a ese gobierno acciones que sólo le competen al gobierno y al pueblo de Cuba. Pero además, capaces de sugerir ideas descabelladas, de las cuales se han escrito largos informes que Naciones Unidas aprueba años tras año por amplio margen a favor y exiguo nivel de contrarios.

La realidad me coloca en un modo de pensar, de analizar, de imaginar, y entonces: me pregunto, ¿Que harían si algún día por cosas de la vida alcanzaran el sillón presidencial?

Pienso que tal vez ganarían también - como premio de la paz - El Totí de la Muerte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres