Blogia
LAKASTAGNER

CON MARTI HACIA LAS COMUNIDADES

CON MARTI HACIA LAS COMUNIDADES

 La Sociedad Cultural José Martí en Las Tunas, se aproxima a vincular nuevos miembros en las comunidades obreras y campesinas. 

Por: Joel Lachataignerais Popa

        jlpopa@enet.cu  joecklouis@gmail.com

 

Porque no debemos ver a José Martí sino en la imagen viva de su pensamiento, tangible en el hacer diario expresado en las dimensiones que ofrecerán las nuevas generaciones y en el concebir la formación legítima de las comunidades, las proyecciones de la Sociedad Cultural José Martí, se pronuncian desde los  hombres en su interactuar como entes sociales.

No es posible que la organización preconice exclusivamente un actuar simplemente en el pensamiento que se busca en la pureza misma, en la investigación, en la escolástica y la academia, cuando él mismo – José Martí – obró como sus predecesores, sus maestros – José Agustín Caballero, José de la Luz y Caballero, Félix Varela, entre otros – quienes siempre significaron un modo de pensar, investigar, aprender, enseñar, filosofar, inclusive, de hacer cultura y de hacer política, en que no debía verse sólo una  escuela sino  todas las escuelas y ninguna escuela; a partir de aquel pensamiento en que Luz y Caballero sintetizaba el criterio de todos, al decir que deben verse todos los métodos y ningún método porque es ahí donde está el método.

Indican que en la actuación del pensamiento y la práctica se debe unir todos los pensamientos en función de una idea y esa será la dirección en que la práctica avanzará. Se interpreta que no se debe absolutizar, sino más bien fundir, intercambiar, relacionar ideas, en función de un resultado práctico.

Ha de emprenderse un actuar en el que esté presente ese modo de hacer: en el que se enmarcan las principales líneas de dirección que desarrollará la Sociedad Cultural José Martí en la provincia de Las Tunas, donde el trabajo mancomunado establece un indicador del inminente desempeño académico, mostrado en las los estudios, investigaciones y la promoción del pensamiento martiano, que emana de las universidades “Vladimir Ilich Lenin”, “Zoilo Marinello” y “José ‘Pepito’ Tey”, del territorio tunero, en que los clubes de la Sociedad Cultural José Martí, se funden en trabajo conjunto a las cátedras martianas y direcciones de extensión Universitaria, y es preciso llevarlo desde allí a las comunidades con precisión, para que la mujer y el hombre en familia laboral y hogareña, también participen en el interacción, y llegue a las nuevas generaciones Martí vivo y real. 

El llamado está en seguir fortaleciendo la actividad cultural desde Martí, pero llevando la academia a las comunidades en un interactuar modesto, sencillo, para que la Sociedad Cultural José Martí promueva en obreros, campesinos, amas de casas, niños y jóvenes, un modo de interpretarlo con el mismo sentido puesto por la revolución en el manifiesto que todos conocemos por ‘La Historia me absolverá’, que movió pueblos alrededor del Movimiento 26 de Julio. En un movimiento de masas ha de convertirse el trabajo cultural de esta organización.

Es por eso que los acuerdos adoptados en la asamblea Provincial de Asociados del 2009, reflexionan acerca de la actividad que se realiza en las diferentes instituciones y sobre cómo el fortaleciendo la identidad de la organización, puede emprender acciones que permitan llevar el pensamiento martiano hacia todas las comunidades, desde un Martí combativo, integral cosmovisionario tal como fue, y que las nuevas generaciones puedan asumir, interpretar y defender.

Es importante trabajar porque los niños palpen con absoluta naturalidad ese José Martí, que equivale al razonamiento realizado por Ernesto Che Guevara el 28 de enero de 1960, cuando destacó que a los héroes no se les recuerda como estatuas de mármol, sino vivos, haciendo que su pensamiento sea presente.

El programa que estará en las aulas, pero también frente a los tornos, en el surco campesino, en las grandes plantaciones de árboles, los hogares y en toda aquella naturaleza humana que se hace Patria en el legado común de todos los pueblos del mundo, y en cada mujer y cada hombre – de todas las edades – estará el actuar de cada miembro de los clubes de la Sociedad Cultural José Martí de Las Tunas.

Ello indica una convicción del movimiento que se necesita actualmente en la condición filosófica, jurídica, política, religiosa y – por sobre todo – ética, que nos permita para ahora y para siempre marchar con José Martí hacia las comunidades, porque no debemos verlo sino en la imagen viva de su pensamiento.

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres