Blogia
LAKASTAGNER

Las advertencias de Fidel Castro

Las advertencias de Fidel Castro

 

Joel Lachataignerais Popa jlpopa@enet.cu  joecklouis@gmail.com

 

Fidel Castro Ruz, figura como el dirigente social más claro de estos tiempos. Por estos días  19 años atrás la prensa internacional se hizo eco de un singular discurso pronunciado en Río de Janeiro, ante nutridas representaciones gubernamentales de casi todo el mundo.

 Fidel brevemente analizaba la situación ambiental que el mundo ya estaba padeciendo, y de ese discurso fue trascendente y aún lo es, esta frase: “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre” (Diálogo de civilizaciones, Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2007)

Es muy bueno que se tenga en cuenta esta intervención de Fidel, que dentro de 12 meses llegará a dos décadas sin que los oídos que debieran ser receptivos ofrezcan una respuesta valedera: solo propuestas que, siendo a largo plazo, cuajadas en debates de mesas de ricos defendiendo riquezas, no establecieron a su momento los reales compromisos y los acuerdos de migajas obtenidos, aún están sin cumplir.

Hace poco, Cubadebate en un texto refriendo la deuda de la biodiversidad, anotaba un párrafo que puede ayudar a tener presente un sintético análisis de la realidad después de 19 años:

“La biodiversidad planetaria sigue herida de muerte y a fines del pasado año, en rigor el Año Internacional dedicado por la ONU al tema, la comunidad internacional conoció del fracaso de los intentos de revertir tal situación. Fue en la Cumbre de Biodiversidad celebrada en Nagoya, Japón, el pasado octubre, donde se dio el aldabonazo, por cierto bastante esperado: el magro trabajo realizado durante unos ocho años por la comunidad mundial no fue suficiente”.

No ha habido oídos receptivos: Era más importante armar y rearmar, crear paraguas, sombrillas, aviones invisibles, bombas y bombitas de ramilletes, tentar a la naturaleza con un invierno que nos llevará a la edad de piedra, crear una policía desde la OTAN y otras fuerzas imperiales para cazar jefes de estado, bombardear sus hogares, matar sus familias a titulo de ‘errores o daños colaterales’.

En aquel discurso de Fidel del 12 de junio de 1992, hay un párrafo casi al final, que merece lectura consciente como todo ese discurso. Y una frase que concuerda con este texto de Cubadebate sobre biodiversidad: “Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desparezca el hambre y no el hombre”

Fidel terminó aquel breve discurso en Río de Janeiro en la Conferencia de Naciones Unidas sobre medio Ambiente y Desarrollo, con palabras que son vitales todavía:

“Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño.  Mañana será demasiado tarde para lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo.”

Yo creo que está bien claro. Y esta no es la única advertencia, no quiero ser absoluto, pero Fidel, está en el centro de se problema hace mucho tiempo.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres