Blogia
LAKASTAGNER

FIDEL

FIDEL Por: Joel Lachataignerais Popa
E – mail joecklouis@gmail.com


Que seas feliz.
Que tus 82 reúnan el consuelo de muchos que en el mundo te conocen y te conocieron alguna vez.
Te conocen los pueblos, por los cuales has luchado, aquellos que tienen y te ofrecen de sus corazones la medalla de Premio Nobel de la Paz de los pueblos, porque la otra, como está exquisitamente respaldada por los ricos, no la conceden a personas con el interés tuyo.
Yo también te conocí un día. Mis quince años llegaron con el triunfo de la revolución, y esa vez estabas convocado a una reunión con maestros, era febrero, y el parque del legendario y oriental Bayamo se llenó de muchas gentes, en uno de los clubes de la derrotada pequeña aristocracia bayamesa; allí esperaban los maestros, y había muchos en la puerta. Estábamos, mejor dicho.
Poco antes, frente al cine, pude alcanzar la altura de un banco del parque y ver tu rostro alegre y la mano saludando al aire y estrechando otras, y el pueblo – que todavía no coreaba a unísono tu nombre – decía aisladamente, Fidel, Viva Fidel... Los rebeldes son difícil de coger...
Despues entraste en la Colonia China, y allí hubo la reunión muy breve, quizás la mas corta que hayas presidido jamás. A la entrada aguardábamos muchos, y una de aquellas personas era mi hermana Amelia: Ella pudo darte la mano, y mirarte de cerca, y contarnoslo a nosotros.
Luego, te volví a ver, cuando muchas veces pasabas por Bayamo a recorrer, al Sierra Maestra; o aquella memorable concentración de jóvenes que me permitió – como a muchos otros - conocer la capital del país, la Plaza José Martí, y desde una distancia prudencial de la base monumental, pude admirar tu presencia viva; dialogabas con el Che, Raúl, Almeida, Armando Hart y los demás.
Más tarde, mi actividad periodística me acerco un poco.

Y en el Coloquio Internacional por el Equilibrio del Mundo, durante la inauguración de esculturas de cera en miniatura, que reproducían excelentes e increíbles imágenes de la Edad de Oro, creadas por la escultora Isabel Santos... allí te vi.
Pero las mas de las veces te he visto pro televisión. Te he escuchado, te sentí cerca, rondando siempre mi corazón y abundando en mi cerebro.
No he tenido la suerte que muchos indígenas de Bolivia, o naturales de Argentina en plena calle, o de aquellos lugares de Europa, Africa y Asia... no los envidio, los admiro, junto a ellos, con ellos, viajo yo: vivo yo.
Pero, mi distancia ante ti es mínima. No existe. Estamos juntos. Y soy feliz viéndote, leyéndote, reflexionando contigo, cuando tu lo haces.
Que seas feliz todo el tiempo Fidel, que eso vale. Hoy se cumple un cumpleaños tuyo que vale también, por miles.

13 /08 / 08 / 07:55 a.m.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres