Blogia
LAKASTAGNER

NUEVA SALA DE FONDOS PATRIMONIALES EN BIBLIOTECA DE LAS TUNAS

NUEVA SALA DE FONDOS PATRIMONIALES  EN BIBLIOTECA DE LAS TUNAS
  •  Se rinde homenaje al más notable promotor martiano tunero: Pedro Verdecie.
  •    Susmfamiliares hicieron importante donativo.
  •   Atesora más de dos mil documentos.

 

Por Joel Lachataignerais Popa

        jlpopa@enet.cu  joecklouis@gmail.com

 

Como homenaje al ciento cincuenta y siete aniversario del natalicio de nuestro Héroe nacional, José Martí, quedó inaugurada la Sala de Fondos Raros y patrimonio local de la Biblioteca Provincial que lleva el nombre del autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada, que llevará el nombre de Pedro Verdecie (en la foto).

 

Los doctores Ada Bertha Frómeta Fernández y Alberto velázquez López[1], disertaron sobre la vida y obra del investigador, promotor, estudioso, periodista e historiador, holguinero devenido tunero, fallecido el 10 de enero de 2008, creador de la Biblioteca que cumplirá 60 años de vida en 2011

 

Los familiares del Doctor Pedro Osmundo verdecie, donaron 57 artículos, entre libros y documentos, para que puedan ser consultados en la nueva sala y la Directora de la Biblioteca Provincial, Master Carmen Velázquez Quintana, agradeció el gesto, e invitó a los tuneros a cuidar y utilizar los mas de dos mil documentos del patrimonio local que allí se atesoran.

 

El Presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Las tunas, Master Joel Lachateñeré Popa, declaró que ese figura ente los más sobresalientes actos realizados en la provincia para rendirle homenaje a nuestro Héroe Nacional y corroboró que los tuneros deben eterna gratitud al dr. Pedrito verdecie. 

 

Pedro Osmundo Verdecie Pérez, nació en Santa Lucía, actual municipio Rafael Freyre, de la provincia de Holguín, el 4 de diciembre de 1918 y con sus padres – Pedro Verdecie Muir y Cristina Pérez Santiesteban -, se traslada a Las tunas  en 1923, acompañado por sus cinco hermanos.

Con sólo 12 años interviene en un concurso de literatura, en el cual obtiene premio que nunca recibió y un año más tarde participa en  la primera manifestación revolucionaria, para protestar por el asesinato del estudiante Rafael Trejo, y comienza simultáneamente a desarrollar su afición por la literatura, demostrando haber cobrado conciencia de la situación del país.

A los 16, sólo había alcanzado el quinto grado, pues la ciudad de Las tunas no contaba para más, entonces crea un patronato para la Escuela Primaria Superior, y estudia inglés y mecanografía como autodidacta.

Verdecie Pérez es fundador de instituciones sociales, culturales y políticas tuneras  desde su juventud, y sufre prisión siendo aún menor de edad, por aparecer implicado con La Joven Cuba, etapa en la que, mediante la lectura de Martí el apóstol, de Jorge Mañach, entra en contacto con la literatura martiana.

Dirige periódicos, escribe para la radio local, funda el 7 de diciembre de 1942 la primera cátedra de estudios martianos de Las Tunas, se gradúa de abogado en 1946 y en 1956 culmina los estudios de notario y ratifica su condición de hombre público al ser designado Secretario de la Administración Municipal.

Dirige el proyecto encaminado a fomentar la primera biblioteca tunera y lo ratifica desde se cargo en 1952 y lleva a cabo la idea de poblar de árboles la ciudad, a partir de celebrar el día del árbol; contrae matrimonio en la misma fecha en que Martí lo hizo, el 20 de diciembre de 1947 con Olga Cruz Leyva, conocida joven tunera graduada de Filosofía y Letras.

Su vida pública es intensa, funda el Partido Ortodoxo en Las Tunas, es ferviente admirador y logra establecer excelentes relaciones de trabajo y amistad con el líder de esa agrupación Eduardo René Chibás Ribas, a cuyo lado conoce a Fidel Castro Ruz.

El 28 de enero de 1951 logra la fundación de la primera biblioteca tunera, es nombrado director y bibliotecario el tabaquero  Manuel Medina, y en esa época funda también la Asociación de Periodistas en que se reunían, además, los miembros de la Asociación de Prensa y radial y escrita y el Círculo  de Periodistas.

Escribe el folleto ‘Bandera e Imprenta’ para rendir homenaje al centenario de la bandera cubana y a la introducción de la imprenta en Las Tunas, a la vez que al primer libro de esta localidad ‘Flores del alma’ del poeta, periodista y escritor, Manuel Nápoles y Fajardo.

Su actuar público crece después del golpe de estado de  Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952 y en 1953 recibe el premio de un concurso convocado por el Colegio Nacional de Abogados con el libro ‘El pensamiento jurídico de José Martí’.

Al triunfo de la revolución regresa a LAS tunas, luego de permanecer refugiado fuera de la ciudad, el 13 de enero de 1959 y comienza a vivir una nueva etapa de lucha, a partir de ocupar el cargo de Abogado consultor honorario y Delegado ante la secretaría de la administración Municipal.

Su vida se relaciona con la fundación de las Milicias nacionales Revolucionarias, participa en el primer congreso de educación, realizado para organizar la campaña de Alfabetización  y es nombrado como  Secretario del Consejo Municipal de Educación y de la Comisión Técnica de alfabetización.

Es delegado al primer Congreso de la Unión Nacional de escritores y Artistas de Cuba y también asiste al Primer Congreso Nacional de cultura en 1961; tiene una activa vida política, literaria, cultural, como promotor, investigador de la historia, periodista y escritor de la radio en la emisora CMKT a la cual dotó con mas de 200 guiones de los cinco programas en que intervino.

La biblioteca que fundara en 1951 fue cerrada por el gobierno de Batista y la revolución lo designa para que reorganice y ponga de nuevo en funcionamiento, a la vez que trabaja como profesor y director del Instituto de economía.

Recibió numerosa condecoraciones entre ellas la Medalla Frank País y la condecoración del mismo nombre, por más de 25 años en la docencia; la medalla Felix Elmuza de la Unión de Periodistas de Cuba, distinción Enrique Hart; Placa conmemorativa de la Jornada Cucalmbeana, Medalla de la Alfabetización; y fue el primero tunero en recibir el reconocimiento a la Utilidad de la Virtud, que otorga la Sociedad cultural José Martí.

Falleció el 10 de enero de 2008.

 

 

 



[1] Compilación original de los doctores Ada Bertha frómeta Fernández y Alberto Velázquez López

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres